sábado, 22 de octubre de 2016

* 03-09-16 Trail El Guerrero de Gredos (1225 m+, 22´660 m).


* 03-09-16 Trail El Guerrero de Gredos (1225 m+, 22´660 m).

03-09-2016 
SALIDA: Parque de la Barranca, Candeleda, Ávila.
SITUACION: Ávila, Sierra de Gredos, Sistema Central.. 
OBSERVACIONES: Dificultad: Moderado      Desnivel: 1042 m      Acumulado positivo: 1225 m      Distancia: 22 Km 660 m      Duración: 4 Horas 08 Minutos       Tiempo: Estival      Material: Trail Running      Ruta: Circular (Parque de la Barranca-El Nogal "1080 m"-Peña Caballera "1492 m"-Santuario de Nuestrs Señora de Chilla-paraje de La Raya-Parque de la Barranca)
VIAS: 
ALBUN DE FOTOS:
VIDEOS: 
TRACK: Trail El Guerrero de Gredos (1225 m+ 22660Km)
MAPA:

GRAFICA:

Comenzamos la ruta:
Son las 4:00 de la Mañana, suena el despertador, hoy toca afrontar mi tercer Trail, espero cumplir puesto que en el primero no tome ni la salida, en el segundo me retire en el km 26 y este tercero espero acabarle, cierto es que es na distancia menor a los demás, pero también tengo que decir que será una incógnita el terminarle, pues llevo todo el año arrastrando una lesión que apenas me ha dejado entrenar y no he tenido continuidad alguna en las carreras, pero bueno, todo esto es secundario, tengo mucha ilusión, asique me levanto, desayuno, cojo los trastos y a por mis compis de carrera, esta vez nos juntamos varios clubs, los Bikilamanjaro, FFDR “Forofos del Running”, AAPBT “Puerta Bisagra”, los Bolo-K2 y Cota8000 (Capi, Antonio, Txule, Javi, Fortes, Dorado, Pepe y yo “Floro”), de los cuales, Capi y Txule harían la carrera de 45 km con 2903 m+ y un nivel técnico alto, su hora de salida seria a las 7:30, los demás haríamos la de 22 km con 1333 m+ y un nivel técnico medio, nosotros saldríamos a las 9:30 junto a otra carrera de 14 km co 718 m+, ya para esas horas teníamos unos 25º de temperatura.
Bueno a lo que iba que me he adelantado mucho, recojo a Pepe y a Capi y nos vamos para Candeleda, desde donde está la salida, ya llegamos y encontramos sitio cerca de la salida y meta, asique nos vamos a por el dorsal que a nosotros nos queda tiempo pero Capi sale en una hora, recogemos el dorsal y lo típico, cafetito “donde nos encontraríamos con otro Bikilamanjaro”
y a cambiarnos, bueno en este caso solo se cambia Capi.

Ya en la salida nos encontramos a Txule acompañado por otro Bikilamanjaro, nos saludamos, fotitos y les deseo suerte,
ya se van para línea de salida y emprenden su camino.
Nos vamos Pepe y yo a descansar un rato al coche, pues nos quedan dos horas hasta la salida, pero no sin antes hacernos unas fotillos,
 
 

poco después nos empezamos a cambiar y nos vamos a ver si vemos al resto del pelotón,
cuando llegamos al primero que vemos es a Fortes con su mujer,
se está haciendo fotos con el resto de compañeros de su club, luego ya se une Dorado, Antonio y Javi que inmortalizamos en foto el momento.

Estamos en la salida
y me suena el teléfono, Capi: esto es muy duro, jajaja, no me jodas que me llamas pa esto, ya le pregunto cómo va y me dice que despacito pero que bien, tiene miedo del isquio, en los últimos Trails le ha dado problemas, se pierde la conexión y ya no volveré a saber nada de el hasta meta.
Salimos todos juntos, pero el tiempo  pondría a cada uno en su sitio, no llevamos ni un km y yo ya me empiezo a quedar, que mal, a que me tengo que retirar en este también, bueno hasta que las piernas aguanten, o la cabeza, no sé yo que es peor, empezamos a subir ya por un sendero entre pinos “donde el adelantamiento era casi del todo imposible, asique todos en fila de uno”, que nos llevara hasta El Nogal, a 1080 m de altitud,
 


allí disfrutaremos de nuestro primer avituallamiento situado entre una repoblación de castaños, ya llevamos recorridos unos 6 km, corría un riachuelito el cual aproveche para lavarme la cara y sobre todo los ojos, pues llegue a ese punto casi palpando, con un ojo cerrado y otro abierto, no veía nada, con el afán de no quemarme con el sol me impregne bien de crema y cuando empecé a sudar, que escozor de ojos, no veía nada, en esa subida alcance a Dorado, ya seguiríamos juntos hasta el avituallamiento donde nos esperaba Pepe.
Una vez habiendo repuesto fuerzas y habiéndonos lavado para poder ver un poquito mejor continuamos la subida nosotros, digo nosotros porque allí era donde se dividía la carrera, los de 14 km girarían por la izquierda y nosotros los de 22 km seguiríamos subiendo hasta Peña Caballera 1492 m,
nos quedarían aun unos 3 km de subida, muchos de la carrera de 22 km optan por seguir la carrera de 14 km y dejar la de 22 km, hace mucho calor y esto está provocando que la gente se retire, salimos los tres juntos, pero Pepe que está en un estado físico muy bueno decide tirar un poquito para dar caza a Antonio y Javi, los cuales van muy bien y ya le llevarían hasta meta entrando los tres juntos con un tiempo creo recordar de 3 horas 37 minutos, “enhorabuena chicos”, Dorado empieza a irse también quedándome yo solo, ya en Peña Caballera bajamos un poquito por una pradera y a unos 9´5 km donde había un control de paso giraríamos hacia la izquierda, “la carrera de 45 km también ha llegado hasta allí, teniendo ellos que continuar subiendo”, para comenzar una larga, peligrosa y técnica bajada a través de piedras, piornos y tierra muy suelta y resbaladiza, bajaremos paralelos al Arroyo de los Hijuelos, encontrándonos a su paso con diferentes fuentes las cuales nos servirían para rellenar bidones y refrescarnos un poco, en la primera fuente a su paso sería donde contacto con Dorado de nuevo, continuamos juntos pero no tardaría mucho en quedarse poco a poco, ya le está pasando factura el maratón que corrió el Domingo anterior, cuando me doy cuenta ya no le veo, yo sigo por esa bajada habiendo alguna caída de algún corredor, la bajada nos llevaría hasta el Santuario de Nuestra Señora de Chilla, el km 14, allí se encuentra la mujer de Fortes, la saludo y sigo mi camino donde pocos metros después esta otro avituallamiento, paro para rellenar bidón y comer un poco y allí mismo es donde ya nos unimos las carreras de 22 km y 45 km, en ese mismo punto me adelanta el primer corredor de 45 km, va to fresco el tío, cualquiera le sigue, yo a lo mío.
Después seguiremos nuestro camino por una antigua carretera de Chilla por la cual tendremos que volver a subir un poquito entre carretera y caminos que nos llevará hasta el paraje de La Raya, km 17 nuevo avituallamiento, esta vez solo líquido y desde donde ya enlazamos con la carrera de 14 km y desde allí y por distintas trochas cada uno seremos redirigidos hasta meta, ya dejamos la carretera y empezamos a bajar por un sendero típico de montaña, muy peligroso en cuanto a torceduras nos referimos, en ese preciso momento me da un tirón en los isquios de la pierna izquierda, el dolor me deja inmóvil, a que me tengo que retirar pa 4 km que me quedan, estiro un poquito y bien pero en cuanto doblaba la pierna un dolor tremendo me la bloqueaba, me tome un gel por si era cosa de falta de algo, pero nada, eso seguía igual, se paró una chica y me ofreció ayuda, me dijo que si quería que llamara a la organización, le dije que no, que lo quería intentar, la di las gracias y se marchó, “da gusto correr así, con gente que se para a tu paso si te ven mal y te ofrecen su ayuda, con lo que cuesta arrancar otra vez de nuevo, desde aquí te vuelvo a dar las gracias, no creo que lo leas, pero estas gracias se las dedico a todas esas personas que como la chica que se paró para ayudarme, hacen lo propio en otras situaciones, por cierto Capi hizo lo propio en la de 45 km con otro corredor y creo recordar que le ayudó en los últimos 25 km, gracias a él pudo terminar la carrera”, ya poco a poco comienzo a andar y correr y el dolor va desapareciendo, seguimos con pequeños sube y bajas, bueno pequeñas subidas pero demoledoras y grandes bajadas ya un poco más llevaderas, a falta de 3 km me sale un compañero de fatigas con el que ya terminaría la carrera, ya los dos juntos hasta meta, conseguimos pasarla cogidos de la mano y con un tiempo de 4 hora y 8 minutos.
En meta ya estaba Pepe que ya se había refrescado y cambiado, yo tomo un poco de sandía y de isotónico y me voy a cambiar y nos vamos a dar un baño en la poza más cercana, dicho y hecho,
nos vamos a esperar a los que faltan, llega Dorado con un tiempo de 4 horas 12 minutos,
nos felicitamos todos y nos vamos a tomar una cerveza, mientras esperamos a Fortes con su mujer, el cual llega a meta con un tiempo de 4 horas 26 minutos, pero no le vemos.
Nosotros seguimos esperando a Capi y a Txule, nos esperamos lo peor, puse nos comunican que está habiendo un montón de retiradas y nos acercamos a preguntar a la mesa de crono que si nos pueden informar sobre dos corredores, nos dicen que aún siguen en carrera pero nos vuelven a decir lo mismo que no saben si van a llegar al último control de tiempo en hora, hace mucho calor y está habiendo muchas retiradas, asique nos toca esperar, aprovechamos y preguntamos por nuestros cronos, nos los dicen y los dejamos inmortalizados con una buena foto,
bueno llega la hora de comer y nos subimos hacia el restaurante donde habían reservado sitio los FFDR para comer con ellos,
allí ya vemos a Fortes le felicitamos y hacemos lo propio con los demás, cuando hemos terminado de comer suena el teléfono, Capi: donde estáis?????, le digo que suba para arriba que bajo en su busca, ya le encuentro me dice que Txule ha terminado con 8 horas 58 minutos y el con 9 horas 27 minutos, estamos hablando de la carrera de 45 km, le doy la enhorabuena y nos subimos al restaurante, nos hacemos unas fotos todos juntos
y nos despedimos, ya nosotros nos bajamos para el coche, Capi se lava un poquito y nos venimos pa Toledo.
Un gran día, muy buena compañía y objetivo cumplido…..y mucho calor………….
Más fotos:






Daros las gracias por haber compartido este ratito con nosotros y hasta la próxima.
                                                                                                                         Floro

domingo, 16 de octubre de 2016

* 21-08-16 Ascensión a La Mira (2343 m) desde La Plataforma.


* 21-08-16 Ascensión a La Mira (2343 m) desde La Plataforma.
21-08-2016

SALIDA: Plataforma de Gredos, Hoyos del espino, Ávila.
SITUACION: Ávila, Sierra de Gredos, Sistema Central.
OBSERVACIONES: Dificultad: Fácil      Desnivel: 593 m      Acumulado positivo: 661 m      Distancia: 17,400 Km      Duración: 5 Horas 29 Minutos       Tiempo: Estival      Material: Senderismo      Ruta: Circular (Plataforma de Gredos-Los Campanarios-Refugio Los Pelaos-la Mira "2343 m"-Los Campanarios-Plataforma de Gredos)
VIAS: 
ALBUM DE FOTOS: 
VIDEOS:
TRACK: Ascensión a La Mira(2343 m) desde La Plataforma.
MAPA:

GRAFICA:

Comenzamos la ruta:
Suena el despertador, son las 5:00 de la mañana, me levanto y termino de preparar las cosas para emprender otra nueva aventura, esta vez se une a nosotros otro integrante nuevo, como ya viene siendo habitual nos juntamos parte de los Bolo-K2 y Cota8000 (Rosa “nuestra nueva integrante”, Alameda y yo “Floro”), hemos quedado a las 6:00, ya todos juntos nos dirigimos hacia La Plataforma, lugar desde donde empiezan gran parte de las rutas de Gredos.
Llegamos a Hoyos y primera parada obligatoria para tomar un café, yo no tomo nada, pues me encuentro un poquito mareado y no me apetece tomar nada.
Legamos a la plataforma, ponemos el GPS en inicio y comenzamos la ruta,
empezamos a subir por la calzada y a unos 900 m llegamos a una bifurcación donde nos manda a la derecha hacia La Laguna Grande y de frente nos llevara hacia el pluviómetro,
pues bien cogemos el que va de frente, nos sigue un grupo y les preguntamos que a donde van, nos dicen que a La Laguna Grande y les decimos que este no es el camino, les indicamos y se marchan, nosotros proseguimos nuestro camino, ya antes de llegar al pluviómetro y a un antiguo teleférico abandonado giramos hacia la izquierda, dejando estos a nuestra derecha y bajamos un poquito por una senda bien marcada la cual nos lleva hasta el arroyo Prado Puerto, que cruzamos sin ningún problema pues el caudal de agua que corre es mínimo, ya nos empezamos a encontrar las primeras vacas.

Nada más cruzar el arroyo nos encontramos con un curtido montañero de mundo, le peguntamos que si vamos bien a La Mira por allí y nos dice que no sabe, que él también se dirige allí y nos iba a preguntar lo mismo, él va solo, lleva un mapa para guiarse y antes de salir le dijeron que era hacia donde nos dirigíamos, asique manos a la obra, le decimos que nos siga, pero su paso era más lento.
Empezamos a seguir unos hitos imaginándonos que nos llevarían hasta La Mira, pues claro, no todos los hitos te llevan hasta donde tú quieres ir, pero esta vez creo que si serian nuestros guías.
Seguimos hacia arriba y nos encontramos con caballos,


a disfrutar de ellos un poquito, más adelante y a mano izquierda nos encontramos con un pequeño refugio “Refugio de Pescadores”, bastante acogedor y hasta con estufa de leña….


en eso que aparece el hombrecito, (joder que paso lleva) entablamos conversación un poquito y nos dice que es Asturiano y tiene setenta y pico años (el pico no me acuerdo) y nos dice que no le vallamos a decir lo que le dice todo el mundo, Rosa le mira y le dice no no, no le vamos a decir nada y yo le digo, pero a la montaña no se debería venir nunca solo, (aunque yo, cuando no tengo a nadie con quien venir a la montaña, también me dan ganas de venir solo, no sé lo que tiene la montaña, pero una vez que la conoces, ya no la quieres dejar, la necesitas para seguir viviendo, asique en el fondo le entiendo y seguramente yo también termine haciendo alguna ruta solo), le decimos que nos haga una foto de grupo
y emprendemos nuestro camino, él se queda quitándose ropa, ya empezaba hacer calor.

Seguimos subiendo hasta llegar a un collado desde donde ya se puede apreciar toda la cuerda que nos llevará hasta La Mira, aprovechamos para quitarnos la ropa que nos sobra, ya pica el sol,
en cuanto empezamos la cuerda nos encontramos con el Risco de Los Campanarios,
impresionantes vistas, más adelante llegamos al Risco Pelucas donde hemos tenido que bajar un buen tramo para luego volver a subirlo, la cantidad de cabras que nos observaban en medio de camino sin inmutarse, ya acostumbradas al hombre, nunca había visto tantas,
 


nos encontramos con un chico y le preguntamos, nos dice que ya falta poco, él ha vivaqueado en La Mira y venia de allí y no queda nada, en esto aparece el hombrecito a nuestra espalda, (joder este hombre con la caminata que creemos que le sacamos y en cuanto paramos un segundo en nuestra espalda nos le encontramos, jajaja, es imposible, se tele transporta), seguimos por un camino muy bien definido y con hitos, sería imposible perderte o salirte del camino, ya por fin llegamos a una pradera desde donde ya se divisa La Mira, objetivo de esta ruta, cuando llegamos al pequeño collado, dejamos a la derecha la última subida que nos llevaría hasta La Mira y nos dirigimos hasta las ruinas del refugio de Los Pelaos,

allí nos cruzamos con varios corredores entrenando sus Trails,
ya por fin llegamos a La Mira, (son los restos de la torre del  antiguo telégrafo óptico y hoy es el geodésico que marca la cumbre), una semana después de haber subido a la misma por Galayos y mi tercera visita desde que la conozco, nos hacemos unas fotos,
 



disfrutamos de las vistas, de todo su cordal y de Los Galayos,
y nos disponemos a comer un poco, cuando cual es mi sorpresa, otro corredor se dirige hasta mí y me saluda, coño Antonio que alegría, no te había conocido, charlamos un poquito, unas fotos
y sube hasta el geodésico donde le esperaba su compañera de ruta,
venían entrenando sus próximos Trails (El Guerrero de Gredos, 22 Km, 1333 m+ y el Ultra Trail de Gredos, 82 km y 3000 m+), ellos vinieron por Galayos y se dirigirían hasta Los Campanarios para luego volver sobre sus pasos.

No llevamos ni 10 minutos cuando vuelve a aparecer el hombrecito, se sienta con nosotros un rato, come un poco y mientras aparecen las cabras a nuestro alrededor
nos cuenta que es el tercer día de ruta que lleva por Gredos, que ya había subido al Almanzor y demás, que se quedaría un día más y luego marcharía a otro sitio, no recuerdo donde dijo, nos contó que no era la primera vez que venía a Gredos, que le gustaba mucho, me pide que le haga una foto y ya nos despedimos, volvemos de vuelta, allí le dejamos, nos despedimos de Antonio y su compañera con una foto y tiramos,
no tardarían mucho en adelantarnos, les vuelvo hacer una foto en la distancia y les perdemos el rastro,
nosotros seguimos nuestros pasos, a deshacer lo hecho, por cierto, vaya paso que nos llevó todo el camino nuestra amiga Rosa,
ella también sale mucho a la montaña y le gusta mucho el deporte, asique esta en forma, para otra vez nos queda subir a lo alto de los Riscos que esta vez no lo hicimos y espero volver a contaros otra vez de nuevo esta misma ruta, pero la próxima vez en invernal.


Ya en La Plataforma nos tomamos una cervecita, unos frutos secos y para casa.
Más fotos:






















Daros las gracias por haber compartido este ratito con nosotros y hasta la próxima.
                                                                                                                         Floro